Un pedófilo es asesinado en la cárcel por otros reclusos que le arrancaron el corazón

Un pedófilo que cumplía condena en la cárcel de Peco, en la ciudad brasileña de Cruzeiro do Oeste, fue encontrado muerto en su celda, con el corazón arrancado y los genitales cortados.

Según el Daily Star, Alex Sandro de Souza Mota, de 30 años, fue encontrado tirado en el suelo de su celda, con los genitales cortados dentro de la boca. El arma homicida estaba junto al cuerpo: un cepillo de dientes afilado.
Esta entrada se encuentra cerrada y no permite comentarios
>